Páginas de error personalizadas

Error 404A raíz de mis intentos para mejorar el posicionamiento y la usabilidad de alguna de mis webs, y siguiendo con la entrada anterior, me he decidido a incluir páginas de error personalizadas.

He empezado con una página personalizada para el error HTTP 404, el típico error de “página no encontrada”, siguiendo estos pasos:

  1. He creado una página de error personalizada, a la que he llamado 404.html
  2. Posteriormente, he abierto el bloc de notas, y he creado un fichero llamado “.htaccess” (sin comillas) con el siguiente contenido: “ErrorDocument 404 http://www.your_domain.com/404.html” (donde he substituido your_domain.com por mi dominio. También sin comillas).
  3. Finalmente, he subido ambos archivos a la raíz de mi servidor.
  4. Con un test como http://www.your_domain.com/pagina_no_existente.html he comprobado el correcto funcionamiento de la nueva página de error.

Estos pasos, me los ha descrito mi hosting, pero son comunes para la mayoría de hostings.

Posteriormente, he añadido también las páginas personalizadas para los errores:

  • HTTP 403 – Forbidden (Prohibido)
  • HTTP 500– Internal Server Error

También he tenido que modificar el archivo .htaccess con las correspondientes líneas:

  • ErrorDocument 403 http://www.your_domain.com/403.html
  • ErrorDocument 500 http://www.your_domain.com/500.html

Para concienciarse sobre la importancia de las páginas de error personalizadas, recomiendo leer este artículo.

Sitemap.xml y robots.txt

RobotLa verdad que con algunas webs me harto de repasar líneas y líneas para conseguir un código sin ningún error de validación HTML ni CSS (aprovecho para dar las gracias a w3c schools y su fantástico validador). Y ni aún así parece que sirva demasiado, en cuanto a posicionamiento.

También intento “currarme” los meta tags, para los cuales intento usar algún generador online cuyos resultados reviso en busca de posibles errores.

Finalmente, están dos puntos de los que suelo olvidarme (y que explicarían mi fracaso siempre que intento meterme en temas de SEO):

  • El archivo de sitemap.xml, que describe las páginas que conforman mi sitio web.
  • El archivo robots.txt, que contiene información para los rastreadores que usan los buscadores.

Afortunadamente, Google nos lo pone fácil para generar estos dos ficheros. Únicamente deberemos seguir los pasos descritos a continuación:

  1. Entrar en Google Webmasters Tools, donde podremos iniciar sesión con nuestra cuenta de Gmail.
  2. Desde la página principal, podremos añadir un sitio, del estilo “www.miweb.com”. Al añadirlo, se generará una línea en html con un código que deberemos copiar y pegar en el código de las páginas que conforman nuestra web, dentro del apartado “<head>”, junto al resto de “meta-tags”.
  3. Una vez actualizadas las páginas de nuestra web, con el código identificador de Google, podremos “validar” el sitio, demostrando así la propiedad del mismo.
  4. Desde este momento, se podrá acceder al panel de control del sitio web, siempre desde Google Webmasters Tools, donde tendremos las opciones para generar el Sitemap.xml y el archivo Robots.txt.
  5. Desde Panel -> Información del sitio -> Sitemaps, podremos subir nuestro sitemap. Google nos ofrece la posibilidad de generar el archivo de sitemap, pero para eso necesitaremos tener acceso al servidor que aloja nuestra web, además de permitir la ejecución del script que genera el archivo. En su lugar, también podemos usar alguna de las múltiples páginas que generan de forma online el archivo xml.
  6. Una vez generado el archivo xml, deberemos subirlo en la raíz de nuestra web, y indicarle a Google que ya disponemos de sitemap, en la dirección www.miweb.com/sitemap.xml.
  7. Desde Panel -> Información del sitio -> Acceso de rastreadores, lo tendremos más fácil para generar el archivo robots.txt. Únicamente deberemos pulsar sobre la opción “Generar archivo robots.txt” para descargar un archivo robots.txt que también deberemos subir a la raíz de nuestro servidor.

Con esto, estaremos un poco más cerca de tener una web optimizada para su inclusión en los principales navegadores. Y digo un poco, porqué en realidad la importancia de una web la mide el famoso PageRank, que no es más que un número que indica la popularidad de un sitio en función, sobretodo, de los enlaces externos que le hacen referencia, y la importancia de dichos enlaces.

En cualquier caso, no pierdo la esperanza de que con los ficheros de sitemap y robots, ayuden a incrementar la visibilidad de mi web. Crucemos los dedos.

Jugando con HTC Touch 2

Windows MobileLlevo ya unas semanas con un HTC Touch 2, un móvil con Windows Mobile 6.5 (sí, un HTC sin Android) y la verdad es que aún estoy descubriendo sus posibilidades.

Estas son las cosas más destacables que he hecho con el móvil, de un tiempo a esta parte, teniendo en cuenta que soy primerizo en el mundo de los móviles no-monocromo:

1- Configurar la red wi-fi para tener conexión desde casa y desde el trabajo. De esta manera, puedo mantener de forma automática las actualizaciones de los diversos programas configurados para tal efecto (como la actualización de los satélites GPS, el tiempo, el calendario, los rss o twitter). Después de esto, he tenido que seleccionar en las redes por defecto, las del tipo “red de trabajo” para conectar como primera opción, siempre usando la conexión wi-fi en lugar de las conexiones de pago.

2- Justo después, he configurado la sincronización con Google Calendar, como ya expliqué hace unas semanas.

3- Estos días, también he probado a instalar un programa para aprovechar el GPS interno que tiene el móivl. En realidad, el dispositivo viene con Google Maps y como digo, un GPS interno, pero se necesita conexión constante a Internet para poder ver los mapas de Google Maps. Como no tengo contratada una tarifa de datos, he tenido que bajarme un programa como el TomTom con los mapas de España para poder utilizar el GPS, que por cierto, va de fábula.

4- También he querido sincronizar algún lector de RSS con mi cuenta de Google Reader, pero no he encontrado ninguno que funcione. He estado investigando sobre todo Viigo, pero no ha habido manera de conseguirlo para Windows Mobile (todo y que en teoría, también existe para esta plataforma). Así pues, he acabado usando el RSS Hub que viene por defecto con el móvil, y que va muy bien como lector RSS, aun cuando no lo tengo sincronizado con mi cuenta de Google Reader.

5- Aprovechando el trayecto en metro de casa al trabajo, y del trabajo a casa, me he suscrito a varios podcast para mejorar con el inglés. Estas suscripciones las he realizado con RSS Hub, desde donde se actualizan los nuevos podcast, pero que únicamente se descargan cuando tu quieres. Eso sí, RSS Hub, por defecto, guarda los datos en la memoria principal, aunque se puede cambiar para que los almacene en la tarjeta de memoria, a la que le podemos poner un límite máximo para los datos del rss. Si te interesan, aquí van 2 buenos podcast para aprender inglés:
English As A Second Language (para mi, el mejor)
BBC 6 minute english

6- No lo he dicho, pero se intuye: desde el principio, he tenido que comprar una tarjeta microSD para poder aprovechar las funcionalidades del móvil. La escasa capacidad de disco principal, así lo requiere. La verdad es que por poco más de 15€ hoy en día puedes adquirir una microSD de 8GB, que es justo la que tengo.

7- A parte de todo lo comentado, he instalado un par de aplicaciones más: Azurea, un cliente de twitter para móvil, que va bastante bien (aunque hay un par de botones que no se acaban de visualizar correctamente) y Nomaders, otra aplicación gratuita que sirve para localizar servicios cercanos a tu ubicación, como restaurantes, conciertos o otros puntos de interés.

8- A parte del Flash y del Framework, también he probado a instalar algún juego gratuito, pero no he conseguido que me funcionen. Esto tengo que mirármelo un poco más.

9- Finalmente, también se agradece contar con reproductor de audio y video, explorador de archivos y cámara de fotos, aunque hay algunos puntos que no me acaban de convencer:
a) No resulta nada intuitivo cambiar el tono de llamada, de los avisos, y en especial, el tono del despertador. Además, el volumen máximo de los sonidos de llamada, no es suficientemente alto, si el archivo de audio no tiene un volumen ya alto de por sí.
b) En las 4 o 5 semanas que llevo con el móvil, he tenido que reiniciarlo 3 o 4 veces (se nota que es Windows), porqué no era capaz de abrir aplicaciones que antes conseguía abrir. Creo que se acabó esto de introducir el pin una vez y olvidarte. Por cierto, una cosa que también está muy bien es la posibilidad de administrar los procesos del sistema (de nuevo, se nota que es Windows) como lo haríamos con el sistema operativo de sobremesa.
c) Si lo que buscas en un móvil, es que tenga una buena cámara, éste no es tu modelo. La cámara es más que aceptable, pero ya está. Quizá lo peor es que tiene muy poco zoom, pero al fin y al cabo, se trata de un teléfono, y no de una cámara.

En resumen, estoy muy contento con mi móvil de gama media, todo y no ser Android (que es lo que realmente quería).

Corte de pelo

Pues sí, después de tanto tiempo vengo con un post. Y no un post cualquiera, se trata de una entrada en referencia al cambio de look de la web.

Resulta que en algún momento indeterminado he realizado alguna actualización a la hoja de estilos o incluso con alguna entrada antigua con código html, provocando un descuadre de la página con Internet Explorer (como yo solo suelo usar firefox, ni me había dado cuenta).

Después de rebuscar en busca del fallo, me he dado por vencido y he aprovechado para subir un nuevo tema a la web, y ya de paso cambiarle el look.
He cogido el tema Ocean Mist 2.0 disponible aquí y le he hecho algún pequeño retoque (en cuanto a las imágenes en los posts, así como en los bordes de los tags, el menú derecho, y sobretodo, la cabecera, con esa gran imagen del más grande aún, grupo de música, Muse).

Aún me quedan un par de retoques que hacerle, pero por lo menos, ahora el blog se ve bien con Internet Explorer, que ya es lo suyo (fallo imperdonable, el olvidarme de los usuarios de este gran navegador).

Todo esto está muy bien, pero como siempre, ahora faltan los contenidos.